Daddy Yankee demuestra quien es el jefe en el Estadio Olimpico

El concierto de Daddy Yankee y sus amigos recibió a “El Cangry” con un repertorio compuesto por canciones como “Rombe”, “King Daddy” (“Quiere mambo azótalo”), “Lo que pasó, pasó”, “Tu príncipe”, “Yo voy”, “Noche de entierro” y “Mayor que yo”, todas coreadas incesantemente y en las que el artista se hizo acompañar de un cuerpo de once bailarines.

Daddy Yankee sabe cuándo irse a lo seguro. Con una hora exacta para presentar su show “Tamo en vivo Tour”, escogió repasar sus éxitos, mezclándolos con aquellos temas con los que ha logrado hacer transiciones en el tiempo y mantener su vigencia en la industria.

Pasando por los más actuales, presentó los remix de “Hasta abajo” y “Hasta el amanecer”, de los discos de Don Omar y Nicky Jam, respectivamente; “Hula hoop” y “Shaky shaky”, para volver a sus inicios junto a Dj Playero, donde no faltaron los flashes de los celulares “de lao’ a lao” y la improvisación.

“Con este caballero tuve la oportunidad de escribir historias en el reggaetón para el mundo entero, empezamos desde chamacos; y desde siempre he recibido un gran apoyo de la República Dominicana, ese apoyo que fue vital para la trascendencia del movimiento, desde los inicios, y eso se reconoce”, manifestó el artista al presentar a quien denominó como su padrino.

“Siempre digo que esta es mi casa, nunca se puede olvidar a quien creció contigo desde cero, y la República Dominicana creció conmigo desde cero”, agregó.

Para cantar “La gasolina”, quiso convertirse en fanático del público presente, y dejar en el suelo el micrófono y escuchar cómo en el Estadio Olímpico se cantó el éxito al unísono. A su cancionero agregó otros como “Machucando”, “Ella me levantó”, “Limbo”, “Vuelve” y “Despacito”, con la que se despidió, pero prefirió no hacerse rogar y cantó otra: “Rompecorazones”. “¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo!”, dijo al despedirse tan sonriente y eufórico como llegó una hora antes.

“El Big Boss”, como es también conocido, uno de los más importantes exponentes del género urbano, regresó a escenario dominicano luego de más de dos años y medio, y trajo consigo a Playero, el DJ con el que trabajó temas como “El funeral”, años antes de que “La gasolina” se convirtiera en un referente del género a nivel mundial.

Este concierto fue organizado por Kola Real y patrocinado por Ron Barceló. Contó con la conducción de Brea Frank y la producción de Mercenario Musik y Long Play Producciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here